sábado, 17 de octubre de 2009

Estrategias didácticas para la educación tecnológica


Muchas veces no nos detenemos a organizar nuestras clases, a planificar, estructurar o simplemente darle un sentido para los alumnos, realizamos nuestras clases sin fundamentos y con una educación tradicional, en donde no utilizamos estrategias didácticas adecuadas para efectuar una sesión de clases en el aula preparada. A continuación conoceremos algunas estrategias didácticas que nos pueden ayudar en nuestro que hacer profesional.

En primer lugar debemos tener claro en que consiste una estrategia didáctica: “Son las acciones y procesos que se llevan a cabo con el propósito de que el alumno logre aprendizajes significativos.”[1]
Hoy en día muchos autores plantean una enseñanza más bien constructivista, lo cual deja de lado la enseñanza tradicional en donde el alumno no tenía aprendizajes significativos, ya que era visto como una “tábula rasa”, en donde toda la información se imprimía en su cerebro, si ser capaces de la relacionar los nuevos conocimientos con los conocimientos previos, esto cambió. Ahora es el alumno quien construye su propio aprendizaje y para eso, los decentes han debido recurrir a nuevas estrategias didácticas dentro del aula.
Para el subsector de Educación Tecnológica, es conveniente plantear situaciones problemáticas relacionadas con el quehacer tecnológico cotidiano. Para poder plantear estas situaciones, es necesario tener en cuenta el contexto en donde se desenvuelve el niño como también las características propias de cada alumno, quien es el principal agente en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
El docente, sin lugar a dudas, es quien debe ofrecer desafíos y alternativas de trabajo a los alumnos con el fin de ayudarlos y promoverles la construcción de contenidos de una manera crítica, activa y por sobre todo creativa.
Las personas generan continuamente necesidades, lo cual conlleva a problemas concretos que requieren una satisfacción, solución o como fin un producto tecnológico. Es ésta una de las características más propias de la Educación Tecnológica, es por esto que se está en constante desafío en el desarrollo de ésta área.
Los alumnos investigan, buscan entre sus conocimientos previos, diseñan los productos, planifican su labor, organizan sus actividades, conocen materiales, manejan herramientas, instrumentos o máquinas, ejecutan la tarea y valoran el trabajo en equipo. Todas estas acciones llevan a implementar un método para la resolución de problemas tecnológicos, por lo tanto, es para ellos un aprendizaje significativo, ya que son ellos mismos quienes vivencian todo el proceso y su desarrollo.
Cuando nos enfrentamos a un problema tecnológico es muy probable que nos encontremos con una gran variedad de soluciones posibles, esto es muy positivo, ya que estimula la creatividad del alumno, para lo cual debe encontrar la solución más adecuada para el problema específico. Aquí, el docente juega un rol fundamental, ya que en este tipo de estrategias es él quien debe incentivar a los alumnos a indagar e investigar en el tema, profundizando en cuanto al problema y en su solución, desarrollando la creatividad y despertando en los niños ese gozo por el conocimiento.
Otra estrategia didáctica utilizada en la sala de clases, es el “proyecto tecnológico”, este es un “proceso creativo que lleva a la obtención de un nuevo producto tecnológico destinado a satisfacer una determinada necesidad y/o demanda, como resultado de un trabajo ordenado y metódico.”[2]

Cada proyecto consta cinco etapas para su desarrollo:

1- Identificación de oportunidades: consiste en identificar y formular el problema.
2-Diseño: planear creativamente la forma de realizar lo que se haya percibido como solución al problema específico.
3-Organización y gestión: tiene como propósito la organización del grupo para la planificación y ejecución del proyecto. Organizando principalmente el sistema en relación con el proveedor, el cliente y el creador.
4-Planificación y ejecución: se construye el producto diseñado o se lleva a cabo la operación programada, de acuerdo con los planos de construcción o parámetros de diseño establecidos anteriormente.
5-Evaluación y perfeccionamiento: los resultados de cada fase son examinados críticamente y constructivamente, luego son comparados con los propósitos del proyecto explicitados en las fases iniciales.

Para un adecuado proceso de enseñanza-aprendizaje lo ideal es contar con un espacio físico donde se realicen las actividades necesarias para que los alumnos, guiados por el docente, alcancen una adecuada educación tecnológica. Idealmente el espacio de trabajo debe tener sillas y mesas móviles, un taller en el que resulte agradable estar y hacer cosas, un espacio que permita la participación activa de todos, donde cada uno construya su conocimiento en interacción con los demás. Un lugar en el que interactúan la acción, la creación y la reflexión.
Si tenemos presentes todas estas “técnicas” y necesidades, sin lugar a dudas, podremos realizar excelentes clases de Educación Tecnológica, en donde el niño sea el protagonista en el proceso de enseñanza-aprendizaje y el profesor un mediador en este proceso, capaz de entregarle a los alumnos estrategias adecuadas para un buen desarrollo.



Bibliografía:

http://www.monografias.com/trabajos66/estrategias-educacion-tecnologica/estrategias-educacion-tecnologica2.shtml

http://www.fondef.cl/bases/fondef/PROYECTO/98/I/D98I1050.HTML

http://tecnoeduca.bligoo.com/
[1] http://www.monografias.com/trabajos66/estrategias-educacion-tecnologica/estrategias-educacion-tecnologica.shtml
[2] http://www.monografias.com/trabajos66/estrategias-educacion-tecnologica/estrategias-educacion-tecnologica2.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada